HILOS TENSORES

Dentro de los hilos nos vamos a encontrar dos grupos diferentes, los minihilos o hilos inductores de colágeno y los hilos de tracción espiculados.

Se trata de un tratamiento ideal para mujeres  que necesitan elevación y reposición de los tejidos faciales y cuello pero que todavía no son candidatas para un lifting quirúrgico. Estos hilos se caracterizan por ser la alternativa más natural y fisiológica del lifting clásico gracias a su mínimo grado de invasividad, a la sencillez de la técnica y a los resultados estéticos. Los hilos se anclan a la piel y mediante la tracción reposicionamos los tejidos.

Indicaciones

Se trata del retensado y remodelación de los contornos faciales y del cuello, en el envejecimiento precoz o moderado.

Proceso

Consiste en la colocación de unos hilos de sutura, especialmente manipulados, en el tejido subcutáneo de las zonas a tratar. Su anclaje tisular nos permite crear el retensado tisular.

El tratamiento puede practicarse bajo anestesia simplemente local o con ligera sedación.

El diseño de los trayectos de los hilos debe ser sumamente preciso para lograr el efecto que se desea: retensado, suspensión, remodelado, etc. Se introducen los hilos con una aguja que permite realizar el trayecto Una vez controlada la tensión deseada se recortan los extremos del hilo que sobresalen por los orificios de entrada y salida.

No es necesaria sutura ni vendaje alguno en la mayoría de las técnicas. Se resuelve en una única sesión para la totalidad de las zonas a tratar.

Inconvenientes

Lógicamente, puede aparecer inflamación discreta y algún hematoma, que puede ocultarse inmediatamente con maquillaje, y que tardará unos días en desaparecer. El efecto se percibe de forma inmediata pero el resultado definitivo se obtiene transcurridos de dos a cuatro meses, periodo necesario para la readaptación definitiva de los tejidos en las zonas tratadas. En caso de resultado insatisfactorio los hilos pueden ser retirados (uno, varios o todos) y, si se estima conveniente, recolocados.

Es evidentemente un procedimiento menor frente al lifting completo, pero suficiente si se ajustan las expectativas del paciente con el resultado que puede lograrse. El acierto de la metodología consiste en proporcionar el resultado cosmético de un tratamiento quirúrgico a los pacientes que presentan descenso moderado de tejidos, utilizando un nuevo y específico material de sutura manipulado, simplificando el procedimiento, y disminuyendo la severidad y la duración del periodo de recuperación.

Sin duda, sólo reponiendo los tejidos faciales y cervicales a su antigua ubicación se puede conseguir devolver una apariencia más o menos juvenil del rostro.

Como casi siempre, resulta muy interesante y eficaz la combinación con otros procedimientos médicoquirúrgicos para el rejuvenecimiento facial (blefaroplastia o microcirugía de los párpados, botox, implantes de relleno, peelings, etc.).

 

¿TE INTERESA ESTE TRATAMIENTO?

En Clínica Nezar estaremos encantados de darte toda la información necesaria sin compromiso.